Diferència sexual, igualtat salarial: dia europeu per la igualtat salarial

Manifest de les autores de vidapervida.blogspot.com

Les autores del blog davant el dia europeu per la igualtat salarial i conegudes les xifres de desigualtat de salaris per a les dones, reclamem que es tanque el forat dels diners, i reclamem a sexe diferent, igual salari.

"Esto supone que las trabajadoras españolas ganan aproximadamente un 21,8% menos que los trabajadores españoles. Esta diferencia es lo que se conoce como brecha salarial de género."    
Dia europeu per la igualdat salarial





LA ORGANIZACIÓN DE MUJERES DE LA CONFEDERACIÓN INTERSINDICAL RECLAMA LA IGUALDAD SALARIAL ENTRE HOMBRES Y MUJERES.
DÍA EUROPEO POR LA IGUALDAD SALARIAL , 22 DE FEBRERO DE 2011

 La diferencia salarial entre mujeres y hombres es un hecho  que caracteriza a los mercados de trabajo de España y de la mayoría de los países industrializados. El desarrollo normativo y la implementación de políticas específicas en los últimos años, tanto en el ámbito nacional como en el europeo, no han conseguido acabar con la desigualdad salarial.
Los últimos datos publicados por el INE el 24 de junio de 2010 revelan que la ganancia media anual para las mujeres fue de  18.910,62 € y para los hombres fue de 24.203,33€
Esto supone que las trabajadoras españolas ganan aproximadamente un 21,8% menos que los trabajadores españoles. Esta diferencia es lo que se conoce como brecha salarial de género y  se mantiene, con mayor o menor profundidad, según los parámetros  y variables que se observen: comunidades autónomas, actividad productiva, ocupación, nivel de estudios, tipo de jornada, tipo de contrato, edad etc. Así, y según los datos de la última Encuesta de Estructura Salarial, si atendemos al parámetro de Actividad Productiva,  nos encontramos con que las actividades feminizadas como la industria alimentaria, bebidas, tabacos, industria textil, confección y cuero, son las que muestran una mayor brecha salarial oscilando entre el 33% y el 30%.
En los sectores masculinizados la brecha salarial es mucho menor. Si atendemos al parámetro de Ocupación vemos que las de baja y media cualificación  presentan un 22% de brecha salarial con tendencia a incremantarse; la diferencia salarial en ocupaciones de  cualificación alta está en el 18%.
Si tenemos en cuenta el parámetro de Tipo de Jornada, las mujeres que trabajan a tiempo completo  ganan un 13% menos que los hombres; el trabajo a tiempo parcial en España se concentra en la población femenina (80%)  y reciben un 26% menos de salario que los hombres. El Tipo de Contrato, también marca diferencias; la contratación determinada presenta un 4% menos de salario para las mujeres y en el caso de contratos indefinidos la diferencia asciende a un 22% menos para las mujeres.
En todas las  comunidades autónomas el salario medio de las mujeres fue inferior al de los hombres según la última encuesta de estructura salarial publicada.
La brecha salarial es un indicador de la desigualdad entre mujeres y hombres en el mercado laboral; la raiz de esta desigualdad tiene que ver con factores de género, es decir con elementos socioculturales que trasladan al ámbito de lo económico  la posición de subordinación de las mujeres en la sociedad; el hecho de que las mujeres tengan que asumir casi en exclusiva los trabajos de cuidados y reproductivos tiene consecuencias inmediatas para ellas: menores oportunidades de empleabilidad , interrupciones o paralización de la carrera profesional, feminización de  niveles y categorias bajas, aumento de empleo a tiempo parcial y todo esto contribuye a perpetuar de la discriminación laboral y salarial de las mujeres.
Desde la organización de Mujeres  de la Confederación Intersindical consideramos que hacen falta medidas urgentes para combatir los estereotipos de género, que impregnan las  relaciones sociales  contribuyendo a perpetuar la división sexual del trabajo.
Además, en el actual contexto de crisis, exigimos el desarrollo de medidas urgentes  que favorezcan la corresponsabilidad  en las tareas de cuidados  y de reproducción así como la creación de una red pública de servicios que permitan a hombres y mujeres conciliar  su vida personal familiar y laboral.
Junto a todas estas medidas es imprescindible la aplicación de las leyes laborales, con planes de igualdad y convenios colectivos que contengan medidas  tendentes a la reducción de la brecha salarial y a la eliminación de la segregación horizontal y vertical.
                                          


                                                                       Organización de Mujeres
                                                                        22 de febrero de 2011

Entrades populars